Adriana Terrádez: “Estamos abriendo muchas nuevas opciones a los oncólogos y pacientes”

AdrianaTerradez, directora BioSequence, una empresa de Biotecnología.

Adriana Terrádez, directora de BioSequence en España, Portugal y Latinoamérica, es un claro ejemplo de mujer profesional con unas metas claras dentro de una profesión que le apasiona y a la que vive entregada. Graduada en Biotecnología, comenzó a investigar en cáncer pero no encontraba en España todas las respuestas que buscaba, y se pasó al emprendimiento para introducir en nuestro país nuevas herramientas de diagnóstico genómico avanzado, que contribuyen a crear tratamientos personalizados para combatir esta enfermedad.

 

A raíz de la creación de BioSequence, comenzó a colaborar con empresas internacionales de las que se convirtió en distribuidora exclusiva en España, hasta que el pasado mes de febrero decidió integrarse en una de ellas, OncoDNA. La compañía belga puso como condición que ella siguiera al frente de BioSequence, conscientes de que tenían delante a una mujer profesional con mucho que aportar y sin miedo a los retos que le pongan por delante.

 

Eres mujer emprendedora y científica especializada en biotecnología, ¿en algún momento has sentido que estabas rompiendo barreras?

 

Siento que rompo barreras por el campo en el que hemos empezado a trabajar. Fuimos los primeros en introducir los últimos avances que se estaban produciendo en el campo de la oncología de precisión y eso ha hecho que, en cierto modo, estemos cambiando los estándares de tratamiento de la enfermedad. Tanto yo como todo el equipo y las personas que intentamos contribuir al cambio, nos sentimos muy orgullosos y motivados por nuestro trabajo.

 

Ganaste un premio nacional por un trabajo sobre fertilidad en personas con cáncer, ¿fue eso lo que te llevó a especializarte en el diagnóstico del cáncer?

 

El cáncer es una de las enfermedades que más me han preocupado e interesado siempre, porque afectó muy directamente a mi familia y porque su complejidad siempre ha hecho que quisiese investigar sobre ello e intentar ser partícipe de su mejor conocimiento. Empecé en el campo de la reproducción asistida pero siempre orientando mi trabajo hacia el cáncer. Lo que me motiva realmente es intentar ayudar a mejorar la situación de los pacientes.

 

¿En algún momento ser mujer ha supuesto un freno a tus aspiraciones?

 

Nunca. Siempre he estado rodeada de un entorno muy positivo y proactivo que ha hecho que todo el camino, a pesar de difícil, esté siendo muy gratificante y motivador.

 

¿Cuál fue tu trayectoria hasta que fundaste BioSequence?

 

Estudié Biotecnología con la primera promoción de la Universidad Politécnica de Valencia y me especialicé en Biotecnología Biomédica y después en Biotecnología Empresarial. Siempre tuve claro que quería especializarme en el ámbito de la salud y que prefería trabajar en la traslación de la investigación científica a la práctica. Comencé trabajando en laboratorios de hospitales y empresas privadas, hasta que empecé a introducirme en el mundo empresarial gracias al sector de la consultoría, en mi caso, biotecnológica. A partir de ahí fue cuando empezaron a surgir las ideas y las oportunidades y, junto a un socio con mucha experiencia en el campo del emprendimiento, José Vicente Pons, decidimos crear la compañía.

 

¿Qué ha supuesto BioSequence en la lucha contra el cáncer en España?

 

BioSequence está ayudando a cambiar el paradigma de la enfermedad con la introducción de herramientas de análisis genómico muy avanzadas, que permiten conocer a mucha mayor profundidad el desarrollo y evolución de los tumores, para poder adaptar y personalizar los tratamientos que vayan a recibir los pacientes.

 

¿Cuáles han sido tus logros más importantes al frente de BioSequence?

 

Mi principal logro está siendo hacer crecer la compañía para acelerar el proceso de incorporación de los avances en oncología. Hemos creado un nuevo mercado y estamos abriendo muchas nuevas opciones a los oncólogos y pacientes. Estamos muy orgullosos de estar contribuyendo al cambio y la mejora de las oportunidades en un campo que ahora está viviendo una revolución.

 

¿Por qué decidiste integrar tu empresa en la multinacional OncoDNA?

 

Desde hacía dos años, BioSequence era el distribuidor en exclusiva de OncoDNA. La relación con ellos siempre ha sido muy estrecha y desde el primer momento empezamos a trabajar como un único equipo. Integrarnos en OncoDNA ha sido parte de la evolución natural de la empresa, tenemos la misma visión y espíritu y ambas compañías sumamos más estando integradas, tanto a nivel de nuevos desarrollos como a nivel comercial. Ahora tenemos muchas más posibilidades de crecimiento y expansión.

 

Ahora diriges la empresa en España, Portugal y Latinoamérica, ¿quién decidió que siguieras al frente tras la venta?

 

Fue una decisión conjunta y una de las condiciones que estableció OncoDNA a la hora de adquirir la compañía. Siempre ha habido muy buen entendimiento con el equipo directivo y el consejo de administración. Me siento muy afortunada por su confianza y por continuar al frente de un proyecto en plena expansión.

 

De mujer emprendedora a directiva, ¿cómo ha cambiado tu trabajo?

 

Realmente los desafíos siguen siendo similares, pero ahora tengo la suerte de poder compartir experiencias con un equipo mayor y con más bagaje y por supuesto, poder enfocar y concentrar todos nuestros esfuerzos en el desarrollo y no tanto en el mantenimiento de la compañía.

 

¿Se concilia bien la vida profesional y la vida personal en tu profesión?

 

El equilibrio entre la vida personal y la profesional siempre es complejo, viajo mucho y tengo mucha carga de trabajo, por lo que tengo que organizarme muy bien para poder compatibilizarlo con mi vida personal. Este es uno de los grandes retos que todavía tenemos en la sociedad, especialmente las mujeres.

 

¿Cuáles son tus metas profesionales, ahora que parece que has logrado lo que muchas mujeres sueñan?

 

Realmente tengo muchísimo camino que recorrer, para mí esto no ha hecho más que empezar. Mi principal meta es contribuir a que tengamos una mejor oncología, y esto pasa por que seamos capaces de integrar todos los avances con utilidad clínica en la práctica. Es una enfermedad compleja y tenemos que luchar por conseguir que se estudie mejor y que se destinen todos los recursos necesarios en favor de los pacientes.

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppFlipboardBufferShare