Anaïs Pérez Figueras: “La mujer aporta un valor indiscutible por la forma que tenemos de trabajar, de consensuar, de dialogar y de priorizar”

Anaïs Pérez Figueras, Dircom de Google España y Portugal @jvarillas

Anaïs Pérez Figueras es Directora de Comunicación y Asuntos Públicos de Google España y Portugal.

Licenciada en periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid, ha trabajado como periodista en medios de comunicación como Cadena Ser, para el programa Hoy por Hoy e Informativos Telecinco, en la sección de sociedad.

Posteriormente se trasladó a México donde desarrolló su carrera en el ámbito de la prensa escrita en las secciones de política, cultura y sociedad.

Tras su etapa en México, regresó a España para trabajar en el Departamento de Comunicación de Google, donde se ha encargado a lo largo de más de 9 años de múltiples áreas de comunicación: consumo, negocio y corporativo, desarrollando proyectos locales con impacto europeo.

Desde la dirección del Departamento de Comunicación y Asuntos Públicos coordina el equipo para España y Portugal, creando e implementando estrategias de comunicación para los distintos ámbitos en los que opera la empresa, con el objetivo de acercar a los medios de comunicación las acciones que Google realiza en ambos países.

La mujer tiene un papel destacado en la comunicación corporativa, ¿cómo ha sido su trayectoria profesional?

 

Yo empecé como periodista en Telecinco y la Cadena Ser que me ayudó a poner en práctica lo aprendido en la carrera. A continuación estuve en México trabajando un año en un periódico local que me permitió desprenderme de la vergüenza y crecer como profesional en el sentido de buscar las herramientas necesarias para conseguir las noticias, conocer gente que me diera información y, además, hacerlo, en una cultura y país distinto al nuestro.

Estando en México me llamaron del Dpto. de Comunicación de Google y empecé con el proceso de entrevistas que me permitieron comenzar a trabajar en la empresa en la que llevo casi nueve años. Dentro del Dpto. (era la primera vez que hacía comunicación corporativa) he aprendido todo lo que sé hasta ahora gracias a que, durante este tiempo, he hecho todo tipo de comunicación: consumo, negocio, corporativo, hasta llegar al puesto actual.

Esto me ha permitido no solo tener un alto conocimiento interno de la compañía sino la capacidad de tener una visión 360º de la estrategia, de cómo funcionan los procesos y de qué manera acercarme a los periodistas, en función de la temática que tuviera entre las manos.

 

¿Qué valor diferencial aporta la mujer en la comunicación corporativa?

 

Yo creo que tanto en la comunicación como en cualquier otra área la mujer aporta un valor indiscutible por la forma que tenemos de trabajar, de consensuar, de dialogar y de priorizar. Si nos centramos en la comunicación corporativa, yo creo que tenemos una capacidad de reacción, rapidez, flexibilidad, comprensión y consenso muy alto.  En lo que tenemos que trabajar de manera muy concienzuda es en que la mujer esté en puestos y comités de dirección y toda la sociedad perciba que es un valor que así sea.

 

En las compañías tecnológicas la presencia femenina es más reducida, ¿es la comunicación una puerta de entrada?

 

En Google, hace ya más de dos años, hicimos públicas nuestras cifras sobre género dentro de la empresa como medida de concienciación propia y de terceros de que es un hecho sobre el que hay que trabajar y mejorar. Desde entonces hemos incrementado el porcentaje de mujeres, un uno por ciento anual. Esto nos indica que hay que seguir haciendo una labor por mostrar que la tecnología no es cuestión de género. Nosotros tenemos diversos programas que trabajan con este objetivo, tanto la formación de niñas en cómo hacer uso de la tecnología y mostrarles la magia que hay detrás, como para más mayores conocido como women@ cuyo objetivo es mostrar a través de la formación, el networking etc. como son necesarias para el desarrollo y creación de la tecnología.

 

¿Cómo se comunica una empresa que está en boca (y en los dedos) de todos?

 

Con pasión y con ganas. La realidad es que tengo la suerte de trabajar en una empresa que hace cosas increíbles para los usuarios y que está en constante evolución, lo que me permite seguir divirtiéndome y aprendiendo y esto es fundamental para el desarrollo profesional.

Es verdad que Google está en muchos aspectos de nuestra vida y, al final, nuestro trabajo es mostrar cómo aquello que hacemos puede cambiar y mejorarles la vida.

 

Ya traía la experiencia de Youtube, ¿cómo era su relación con los medios en esa etapa?

 

Mi relación con los medios ha sido siempre muy buena y cuando he tenido alguna dificultad con algún periodista o medio en cuestión he trabajado para revertir esta situación, entender por qué la relación no es la que debería y de qué manera podemos trabajar en el equipo para mejorarla.

Las empresas necesitamos a los medios y ellos a nosotros, es una relación recíproca que debe cuidarse siempre.

 

¿Y cómo es esa relación en la etapa actual, en la que los medios de comunicación tienen que abrirse paso en su buscador entre los difusores de mentiras y posverdades?

 

Desde Google hemos realizado implementaciones en nuestro buscador para ayudar a combatir las noticias o informaciones falsas. Desde habilitar una etiqueta de Fact Check al lado de aquellos enlaces a noticias que contengan una verificación de hechos, hasta aliarnos con más de 120 asociaciones que trabajan proactivamente en este asunto.

La realización actual es buena, aunque igual es una pregunta que también se les debería hacer a ellos para saber qué opinan de nuestro trabajo. A día de hoy puedo decir que como mínimo tenemos una conversación con ellos constante y fluida y que, incluso, cuando hemos hecho algo que no les encajaba nos lo han dicho directamente y esta transparencia se agradece (también a la inversa).

 

¿Se concilia bien la vida profesional y la vida personal en Google? ¿Y en su puesto en concreto?

 

Sí, es una empresa que permite la conciliación por, entre otras cosas, un valor fundamental: cree y confía en el trabajador. Esto significa que mientras tú hagas tu trabajo,  la manera en la que dispongas de tu tiempo es algo que sólo te compete a ti. De esta manera el trabajador se siente con la libertad suficiente como para organizarse y priorizar. Nosotros trabajamos por objetivos y mientras la persona los cumpla nadie interfiere en cómo divide su día para hacerlos.

Por otro lado tenemos unas políticas muy buenas para maternidad y paternidad tanto a nivel del número de semanas que pueden estar de baja, como los beneficios durante ese tiempo, además de la incorporación posterior.

 

¿Cuáles son sus metas profesionales, a qué aspira en el futuro?

 

Aspiro a seguir aprendiendo y divirtiéndome con lo que hago. El día que esto no pase, probablemente me dedicaré a algo radicalmente distinto a la comunicación, aunque tenga que empezar desde cero y aprender y formarme de nuevo.

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppFlipboardBufferShare